JUICIO POR JURADOS / Se presentan AMICUS CURIAE en la causa que resolverá la Corte Suprema


La Corte Suprema de Justicia de la Nación, dictará su primer sentencia sobre el Juicio por Jurados de toda la historia argentina. El fallo «Canale, Mariano Eduardo y otros/ homicidio agravado – impugnación extraordinaria» CSJ 461/2016/RHI” será el primero en la historia constitucional argentina y proviene de nuestra provincia.
Cuando la CSJ dio a conocer su agenda de temas en diciembre de 2018, el INECIP y la AAJJ, junto a destacados juradistas y profesores del país, presentaron una solicitud para ser tenidos como Amicus Curiae por el Máximo Tribunal.
La presentación fue realizada y está firmada por el INECIP, representado por su presidente Alberto Binder y su vicepresidente Alfredo Pérez Galimberti; la AAJJ (Asociación Argentina de Juicio por Jurados), representada por su presidente Héctor Granillo Fernández y su vicepresidente Andrés Harfuch; y los profesores José Raúl Heredia, Jorge Sandro, Ricardo Juan Cavallero, Alberto Bovino y Julio B. Maier.
En un extracto del amicus curiae los firmantes manifiestan «¿Resulta todavía posible continuar juzgando en el país delitos criminales sin jurados, cuando ya varias provincias lo hacen con éxito? La discusión actual no es más “Jurados sí, o Jurados no”, sino qué clase de jurado, cuál es el modelo constitucional, qué características debe poseer y cómo debe preservarse su delicado mecanismo de toda distorsión. Este es el quid de la cuestión y el que fundamenta nuestro amicus curiae. Por razones históricas y políticas de estricta actualidad, el modelo clásico de jurados que han implementado las provincias es el sistema de la Constitución Nacional y el que debe regir en Argentina».
El amicus curiae –expresión latina que se puede traducir como “amigo del Tribunal”– es un informe escrito que puede ser presentado por una persona natural o jurídica que, a pesar de no tener un interés directo en el caso, interviene en él para defender un interés de trascendencia general, como cuando está en juego la defensa de los derechos fundamentales.