Proponen incorporar la formación en género a escuelas secundarias

La Vocal del Tribunal Superior de Justicia y Delegada de AMJA en Neuquén, María Soledad Gennari, presentó hoy el Programa “Educando para la Igualdad” que apunta a concientizar, sensibilizar y brindar información a alumnas y alumnos de escuelas secundarias sobre “la necesidad impostergable de la defensa de los derechos humanos de mujeres y niñas”.

El Programa fue diseñado por la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA) cuya Presidenta es Susana Medina y se pone en marcha en la provincia del Neuquén con el auspicio de la Oficina de la Mujer local.

Del acto participó la Ministra de Educación Cristina Storioni, quién comprometió realizar las gestiones para la implementación del mismo; el Fiscal General José Gerez y demás funcionarios de los Poderes Ejecutivo y Judicial.

La presentación se realizó en el marco del encuentro de las representantes locales de AMJA. Durante la reunión se trabajaron también los programas de «Transversalización de la perspectiva de Género en las Fuerzas de Seguridad» que ya se encuentra en implementación y «Perspectiva de Género en el Sector Corporativo», presentado ante la Comisión Directiva para su aprobación.

El Programa Educando para la Igualdad está dirigido a estudiantes secundarios de las escuelas públicas y privadas de la provincia del Neuquén y tiene por objetivo educar a las nuevas generaciones en la igualdad en el ejercicio igualitarios de los derechos, la responsabilidad y la equidad e insertar la perspectiva de género en el ámbito educativo escolar para ayudar a reconocer las discriminaciones y violencias, así como los estereotipos sexistas que profundizan las diferencias entre hombres y mujeres.

La actividad se llevará a cabo semanalmente y estará a cargo de un grupo de especialistas en civil, de familia, penal y laboral con formación previa en temas de género.

Quienes participen del programa deberán diseñar un proyecto escrito o audiovisual sobre los siguientes temas:

1) La violencia de género.

2) Las nuevas masculinidades.

3) Lenguaje inclusivo.

4) Trata de seres humanos con fines de explotación sexual y/o laboral.

5) Violencias machistas y nuevas tecnologías (“Sexting”, “grooming”).

6) Buenas prácticas en la utilización de las redes sociales.